Τρίτη, 20 Νοεμβρίου 2012

Un Despacho Lleno de Colores


La semana pasada estaba un poco triste y aburrido. Estaba en el trabajo, mirando las paredes y pensando que no aguantaba más la vida chipriota con todos estos problemas económicos. Tanto la inseguridad económica como el problema político me caen fatal y me hacen preguntarme si fue una decisión correcta volver a Chipre cuando había terminé mis estudios hace seis años, y vivir en un país que me da miedo cada día más y me depresióna.

Por eso, decidí pedir a mi jefe que me permitiera pintar las paredes de mi despacho, antes de morir de aburrimiento y antes de que me encontraran deshecho en la silla. Me dijo que siempre creía que mi despacho era como una tumba que había que renovarla. “Te doy permiso a pintar las paredes, pero júrame que no vas a colgar cuadros de mujeres nudas”. Le respondí que no se preocupara.

Por fin, el fin de semana pasada compré unos colores de un grande almacén y pinté mi despacho. Sabes que estoy trabajando en una organización que tiene que ver con la televisión, por eso decidí que los colores tenían que estar relacionados con la televisión también. Así que había separado la pared en siete tiras diferentes y pinté cada una de otro color como parece la televisión cuando no emite.

Estuve pintando seis horas el sábado pasado y cuatro horas el domingo pasado. No llegó a ser perfecto, porque el suelo se manchó y tengo que limpiarlo, pero tienes que tener en cuenta que nunca he pintado antes. La última vez era cuando era niño en la guardería. Muchas gracias a mi novia, que me ayudó a lograr el resultado que deseaba. Míralo y dime qué piensas.  


Δεν υπάρχουν σχόλια:

Δημοσίευση σχολίου